Atrás

28 May 2020

Talgo ofrece su innovación para situar al tren como el modo de transporte público más seguro ante la COVID-19

  • Talgo ofrece el doble de volumen de aire por viajero que un avión tipo
  • Reparte a los pasajeros en 12 espacios con sus propios sistemas de ventilación y accesos, en lugar de uno solo
  • La compañía española trabaja en el desarrollo e implantación de una serie de tecnologías para combatir la COVID-19

 

    
Talgo, la empresa española líder en diseño y fabricación de trenes de alta velocidad, recuerda que el modo de transporte público que mejor se adapta a las condiciones de explotación necesarias para combatir la extensión de la COVID-19 es el ferroviario. Así lo concluye la compañía en varios estudios internos que confirman que el ferrocarril, a diferencia de otros modos de transporte, permite garantizar no sólo el máximo distanciamiento social, sino también las mejores condiciones higiénicas del aire, condiciones ambas que según todas las autoridades sanitarias son las mejores para prevenir la extensión de la pandemia.
 

En palabras de Emilio García, Director de Innovación de Talgo: "Si hablamos de protección ante la COVID-19, podemos afirmar que el tren ofrece una serie de características y medidas de protección para poder garantizarla, porque combina varios factores que no están presentes, o sólo en parte, en otros sistemas de transporte".

Mejor distribución que en el modo aéreo

El factor clave es, según afirma Emilio García, el número de espacios en los que se distribuyen a los viajeros en cada modo, ya que las tecnologías anti-COVID-19 que se pueden implementar están al alcance de casi cualquier medio de transporte. Por tanto, el elemento diferenciador es la arquitectura característica del tren y el espacio interior disponible para cada pasajero.

Respecto a esta arquitectura diferenciadora: "Por definición, los aviones cuentan con uno o dos accesos (frente a los once que ofrecen los trenes Talgo), lo cual no permite distribuir uniformemente los accesos de los viajeros ni compartimentar adecuadamente y de forma estanca el volumen de aire que éstos respiran y exhalan", explica el responsable de Innovación de la fabricante de trenes.

Eso se traduce, según García, en que "los viajeros del modo aéreo deban compartir unos pocos accesos -a menudo uno solo en un extremo- para las operaciones de carga, embarque y desembarque o el tránsito a aseos, y un único espacio de viaje para unas 150 personas" si se toma como referencia un avión tipo de los utilizados en el corredor Madrid-Barcelona.

“En el ferrocarril, en cambio, los diferentes vagones ('coches' en el argot técnico) que forman cualquier tren moderno distribuyen de forma más uniforme los accesos" y -lo que es crucial para este Doctor Ingeniero y Executive MBA por el IE- "éstos se climatizan y ventilan de forma independiente, con sus propios sistemas de ventilación".

Trenes Talgo: menos densidad, más aire puro

Esto es especialmente relevante en los trenes Talgo que, por su tecnología única, son los más cortos y anchos del mercado. Volviendo al ejemplo del corredor Madrid-Barcelona, un tren de alta velocidad 'clásico' tipo de 200 metros de largo reparte a sus viajeros en ocho vagones. En el caso del tren Talgo, ese número de compartimentos se incrementa en un 50% para idéntica longitud: hasta los 12 vagones.

Cada uno de estos vagones cuenta con un equipo individual de tratamiento y renovación de aire, reduciendo al mínimo los riesgos de exposición masiva para los pasajeros, y garantizando así las condiciones de salud y no exposición.

En esas condiciones, cada tren de Talgo es capaz de transportar a 365 viajeros en 12 bloques con acceso y aireación independientes, frente a los 150 pasajeros que comparten acceso y un único espacio del avión.

Más aún, en cuestión de volumen de aire por viajero, un tren Talgo puede llegar a ofrecer a cada cliente hasta aproximadamente el doble de metros cúbicos de espacio frente a los de un avión. En el caso del tren Avril que actualmente Talgo está fabricando para Renfe, y que es el más ancho de su categoría en gálibo estándar europeo, los volúmenes interiores y las posibilidades de separación interpersonal son los más altos del mercado.

El resultado es claro para el Director de Innovación de la compañía española: "El tren Talgo reparte a los viajeros en 12 espacios frente a uno solo en el avión, todos ellos con entrada y filtrado independientes, con múltiples accesos en toda su longitud, y además reduce la exposición al ofrecer el doble de aire libre".

El tren, la respuesta inmediata

Ya antes de que se declarase la actual pandemia, y como consecuencia de una mayor concienciación ante la certeza científica que es la emergencia climática, numerosos estudios señalaban ya una creciente preferencia de los viajeros por el modo ferroviario en Europa.

Nuevos estudios, realizados una vez que ya se había hecho sentir el impacto de la COVID-19, han venido a señalar que la actual pandemia no sólo no va a detener ese proceso de trasvase de viajeros al tren -con mucho, el medio más sostenible en larga distancia- sino que lo va a acelerar allí donde el ferrocarril puede ofrecer mejores condiciones, no sólo comerciales sino también de seguridad, en radios de distancia en el rango que va de los 600 a los 800 km en el caso de los viajes diurnos

Estas nuevas preferencias de los consumidores, más beligerantes ante el cambio climático, más preocupados por la salud personal y más responsables con la salud pública, se reflejarán sin duda a corto y medio plazo en nuestros sistemas ferroviarios, que deberán atender una demanda mayor, pero sobre todo más exigente.

Es en esa clave en la que Talgo desarrolla desde hace unos meses una serie de tecnologías para que, aquellas operadoras ferroviarias que lo deseen, puedan ofrecer condiciones de seguridad sanitaria y confort reforzadas. Estas tecnologías abarcan todos los ámbitos de exposición y tienen en cuenta tanto las necesidades de desinfección total del vehículo en cualquier superficie como la óptima calidad del aire en el interior.

 

Nota a redactores:
Talgo S.A., es la compañía líder en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad con presencia industrial en siete países: España, Alemania, Kazajistán, Uzbekistán, Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos. La Compañía es reconocida a nivel mundial por su capacidad de innovación, tecnología única distintiva y fiabilidad. Talgo es el suministrador de trenes en el proyecto de alta velocidad para la línea ferroviaria “Haramain” entre La Meca y Medina en Arabia Saudí.

 

Para más información

Contacto de prensa:
Aída Prados
Email: aprados@estudiodecomunicacion.com
Teléfono: +34 91 576 52 50