Tren hotel: confort nocturno a 250 km/h

Tren hotel es la respuesta de Talgo a la demanda de trenes de largo recorrido y alta velocidad para la red ferroviaria española, en la que conviven de forma rutinaria dos anchos de vía distintos. Con capacidad para adaptarse a cualquier recorrido y el interiorismo más cuidado, los trenes de esta serie prestan uno de los servicios nocturnos de más calidad del mundo.

Con la Serie 7 Talgo entró de lleno en el mercado de la alta velocidad ferroviaria. Sus coches, capaces de circular a 220 km/h tanto en ancho de vía internacional como ibérico, garantizan un servicio seguro y de la máxima comodidad para el viajero tanto si forman parte de ramas remolcadas como si se incluyen en ramas autopropulsadas. Su diseño, orientado a la eficiencia, y la reducción de costes de operación y mantenimiento, permiten además una explotación rentable y alargan su ciclo de vida por encima de las cuatro décadas.

Tras entregar centenares de coches a Renfe como parte de las Series 130 y 730, Talgo se encargó además de suministrar diez ramas adicionales que, probablemente, sean las composiciones de tren nocturno más modernas y lujosas del planeta. Con los coches Trenhotel los viajeros disfrutan del viaje más placentero, y en alta velocidad.

Viajar en un sueño

Desde 2010 Renfe cuenta con una flota de 200 coches diseñados para que los viajeros crucen la Península Ibérica durante la noche, ya sea en servicios regulares o en rutas turísticas. Con todas las comodidades posibles tanto en butaca como en las cabinas independientes, los clientes aprovechan el trayecto -en ocasiones cercano a los 1.000 kilómetros de longitud- para descansar o trabajar, y pueden además relajarse o conversar en el coche cafetería o en el restaurante.

  • Butacas superreclinables (ASPR), como las de vuelos de largo radio, en Turista.
  • Cabinas independientes en Gran Clase, con dos camas.
  • Sistemas de información y entretenimiento en plaza y cabina.
  • Coche cafetería y coche restaurante con restauración a la carta.
  • La movilidad del tren, con la comodidad de un hotel.

Rodadura silenciosa y estable

Todas las comodidades interiores no servirían de nada si los pasajeros no pudiesen descansar por culpa del movimiento del tren. La tecnología de rodadura de Talgo minimiza el contacto de las ruedas con el carril, y su sistema de guiado y la pendulación natural ahorran al viajero el incómodo efecto de lazo y hacen que apenas perciba el paso por las curvas. Por fin, el cambio de ancho automático permite realizar la operación sin detenerse.

  • Rodadura cómoda y silenciosa a velocidades de hasta 220 km/h.
  • Presurización: evita el efecto de las ondas de presión en túneles o cuando los trenes se cruzan.
  • Sistema de pendulación natural: más velocidad en curva, con más confort.
  • Cambio de ancho automático sin parada, a 15 km/h.
  • Más potencia de frenado y centro de gravedad más bajo: mejor comportamiento dinámico.

Un coche para cada necesidad

Gracias la versatilidad que ofrece la gama de coches Talgo, que se fabrican a medida del cliente o a partir de un catálogo con cerca de 30 referencias diferentes, las composiciones que Renfe utiliza en sus servicios de Trenhotel y turísticos son capaces de satisfacer, en sus 20 coches, todas las necesidades de los 234 viajeros que puedan surgir.

  • Segmentación en dos clases: Turista (136 plazas sentadas) y Gran Clase (98 plazas acostadas).
  • Accesibilidad total a personas de movilidad en las dos clases.
  • Un total de 18 coches dedicados al transporte de viajeros, 10 de ellos con camas.
  • Sistemas convertidores con tecnología IGBT y 400 kVA integrados en los extremos.
  • Compatibilidad de enganche con generaciones anteriores.
  • Detectores contra incendios en todos los habitáculos y barreras antifuego.

Recorrido del trayecto

Galería de imágenes